Claves para la orientación en la toma de decisiones de adolescentes y jóvenes

MundoPDT WEBNueva 2 11

 

______________________________________________________________

ROL ORIENTADOR DEL DOCENTE

De acuerdo con los lineamientos que se establecen en las Bases Curriculares para educación básica y media, el profesor jefe se encuentra a cargo de desempeñar funciones de acompañamiento y apoyo a los estudiantes, considerando las etapas del desarrollo en las que se encuentran y los desafíos o dilemas que estas puedan plantear. En consecuencia, se le atribuye al docente una función orientadora que se realiza atendiendo a las necesidades de los y las estudiantes, sobre la base de una relación de respeto, confianza, empatía e inclusión, sin perder de vista que el objetivo final es proporcionar las herramientas adecuadas para que el estudiante pueda desarrollar una autonomía progresiva en lo que refiere a sus procesos socio evolutivos. Al respecto, se establece como deber del docente a cargo de un curso los siguientes objetivos y funciones (UNICEF, 2007): 

  • Propiciar y mantener altas expectativas en todas y todos los estudiantes.
  • Monitorear y apoyar su desempeño académico y relaciones sociales al interior de la escuela o liceo.
  • Buscar los respaldos necesarios para atender a sus necesidades.
  • Conocer sus características socioculturales e incentivar su integración en los procesos de aprendizaje.
  • Generar espacios de orientación y comunicación efectiva y sistemática.
  • Apoyar sus formas de organización e incentivar su participación en los Centros de Alumnos. 

En este sentido, se insta al profesorado a entregar a los estudiantes espacios de libertad y autogestión, en la medida en que ellos desarrollen los conocimientos y habilidades adecuadas (Mineduc, 2017). 

 

Se recomienda a los docentes que se encuentren a cargo de un grupo curso hacer uso de las horas asignadas para la asignatura de orientación para realizar labores de acompañamiento en los procesos que puedan estar cursando los estudiantes, más no limitar sus acciones e intervenciones a solo este espacio. En vista de lo anterior, se debe tener en cuenta que el objetivo principal es la promoción y desarrollo de la autogestión, a través de la reflexión en torno a intereses y motivaciones grupales e individuales. El docente debe buscar siempre promover y asegurar la participación de todos los estudiantes de su grupo curso, fomentando (Mineduc, 2020):

  • Condiciones de equidad necesarias.
  • Comunicación efectiva y escucha activa.
  • Ambiente de participación. 
  • Motivación en el logro académico.
  • Participación en otros espacios educativos como actividades extraprogramáticas de convivencia escolar, centros de alumnos, etc. 

En este contexto, se invita a los profesionales a realizar un diagnóstico situado de las necesidades que puede manifestar un curso, de esta forma los contenidos y actividades pueden adaptarse y priorizarse de acuerdo con los Objetivos de Aprendizaje determinados en las bases curriculares. Para realizar un diagnóstico en salas de clases se sugiere llevar a cabo actividades lúdicas, de preferencia de carácter grupal que despierten el interés del curso, en todo caso el objetivo final siempre será motivar a los estudiantes a comprometerse con sus propios proyectos de vida, un ejemplo de actividad de diagnóstico se puede observar a continuación (Extraído del Manual Estrategias metodológicas de orientación vocacional y profesional. Séptimo año básico a cuarto año medio, Mineduc 2020): 

 

RECOMENDACIONES PARA ORIENTAR A JÓVENES Y ADOLESCENTES

Se recomienda a los docentes que se encuentren a cargo de un grupo curso hacer uso de las horas asignadas para la asignatura de orientación para realizar labores de acompañamiento en los procesos que puedan estar cursando los estudiantes, más no limitar sus acciones e intervenciones a solo este espacio. En vista de lo anterior, se debe tener en cuenta que el objetivo principal es la promoción y desarrollo de la autogestión, a través de la reflexión en torno a intereses y motivaciones grupales e individuales. El docente debe buscar siempre promover y asegurar la participación de todos los estudiantes de su grupo curso, fomentando (Mineduc, 2020):

  • Condiciones de equidad necesarias.
  • Comunicación efectiva y escucha activa.
  • Ambiente de participación. 
  • Motivación en el logro académico.
  • Participación en otros espacios educativos como actividades extraprogramáticas de convivencia escolar, centros de alumnos, etc. 

En este contexto, se invita a los profesionales a realizar un diagnóstico situado de las necesidades que puede manifestar un curso, de esta forma los contenidos y actividades pueden adaptarse y priorizarse de acuerdo con los Objetivos de Aprendizaje determinados en las bases curriculares. Para realizar un diagnóstico en salas de clases se sugiere llevar a cabo actividades lúdicas, de preferencia de carácter grupal que despierten el interés del curso, en todo caso el objetivo final siempre será motivar a los estudiantes a comprometerse con sus propios proyectos de vida, un ejemplo de actividad de diagnóstico se puede observar a continuación (Extraído del Manual Estrategias metodológicas de orientación vocacional y profesional. Séptimo año básico a cuarto año medio, Mineduc 2020): 

PASOEJEMPLOS
Pregunte a sus estudiantes cuáles serían las ideas que tienen para desarrollar en la asignatura

“Me gustaría saber qué estudiar y cómo”

“Nada”

“No sé de qué se trata esto”

“Quiero que hablemos de cómo evito embarazarme

Pregunte a sus esudiantes por expectativas respecto de la asignatura y lo que esperan de su profesora o profesor jefe

“que me ayude a conocerme y conocer a mis compañeros”

“que me oriente sobre mi proyecto personal de vida”

“Que nos defienda”

“Que no nos rete todo el tiempo”

“Que sea súper chori”

Pregunte a sus estudiantes sobre temas de interés para abordar en la asignatura de Orientación

Orientación vocacional

Sexualidad – adicciones – convivencia escolar – relación con la familia – amistades – redes sociales – entre otros.

 

Con la información recopilada puede comenzar la planificación de actividades, ejercicios y prácticas que contemplen las necesidades y potencialidades del estudiantado, así como también la etapa del desarrollo psicosocial que se encuentran experimentando; de tal modo los trabajos grupales, proyectos colectivos, las salidas a terreno y las entrevistas vocacionales pueden ser beneficiosas en el fortalecimiento de los vínculos de empatía con sus pares, promoviendo la interacción y participación por parte de los estudiantes (Mineduc, 2020). Asimismo, se recomienda que las actividades tengan sentido y relación con el contexto del grupo curso, de esta forma los alumnos le otorgarán mayor sustento y sentido, logrando así aprendizajes de mayor significancia, con lo cual es posible disminuir los riesgos de que se visualicen estas actividades como medio y fin a la vez (Mineduc, 2020). Además, se debe tener en cuenta que el proceso de acompañamiento de un alumno siempre puede ser complementado con entrevistas personales a los estudiantes o a sus apoderados/as, realizando cuando corresponda derivaciones a otros profesionales dentro y fuera del establecimiento educacional (Mineduc, 2017). 

 

REFERENCIAS

Ministerio de Educación (Mineduc). (2020). Estrategias metodológicas de orientación vocacional y profesional. Séptimo año básico a cuarto año medio. Santiago, Chile: ISBN versión digital 978-956-292-891-5.

Ministerio de Educación (Mineduc). (2017). Orientación: Apoyo técnico a los establecimientos educacionales en la apropiación e implementación de la asignatura de Orientación. Santiago, Chile: ISBN versión digital 956-292.

UNICEF. (2007). Reuniones de apoderados. Acercando a las familias a la escuela (Manual para profesores jefes). Adaptación. Santiago: Chile. Recuperado de: https://bibliotecadigital.mineduc.cl/bitstream/handle/20.500.12365/10449/reunionesapoderados.pdf?sequence=1&isAllowed=y 

Enterate de estas y más novedades directamente, registrandote aquí

Completa el formulario para recibir más información